martes, 9 de octubre de 2012

Integración sobre la cultura náhuatl







 

Vestimenta mujer náhuatl:




“Xolochkueyit”. Es una falda tableada de lana sintética o natural, adornada con bordados que van desde el uso del bordado antiguo, bordado en punto de cruz y bordado de relleno, empleando hilo de seda o estambre.
Con esta falda se omite el uso de la cinta o refajo, y su uso es delimitado a emplearlo para sostener un fondo de popelina denominado “Tatampakueyit”.
Blusa bordada. Mejor conocida como blusa de labores, esta prenda es diseñada con tela blanca, comúnmente popelina, y se adorna la parte que rodea el cuello y hombro con diversos bordados, empleando colores fuertes y resaltantes.
Payoj:Es un chal de lana sintética o natural normalmente con diversos bordados parecidos al traje antiguo, el cambio se observa, al igual forma que en las demás prendas, en el uso de materiales procesados.
Algunos adornos complementarios se pueden observar en el uso del traje regional.
°Listones o cordones para el enredo del cabello
°Aretes y collares.
en observar en el uso del traje regional.
 

 

 

Vestimenta hombres náhuatl




Este traje no presenta muchas variantes con la de los grupos indígenas que habitaron nuestro país, para el caso especifico de nuestra región sus cambios se han concentrado, de igual forma que en el de las mujeres, en el uso de determinados materiales según el momento histórico de sus uso, por lo tanto podemos determinar el uso de los siguientes elementos:
· Calzón y camisa de manta.
· Cotón negro de lana sintética o natural.
· Sombrero de palma o de plástico.
· Pañuelo rojo al cuello
· Machete a la cintura con cubierta de cuero.
· Morral de ixtle.
· Huaraches de suela de llanta o de cuero llamados en la región como papasteros.




 

  Alimentación de los Náhuatl


Alimentos vegetales y granos.
Quelites, quintoniles, maíz, cacao, frijoles, semilla de amaranto o alegría (huauhtli), chile de diferentes especies, pepitas de calabaza, papas de varios tipos, aguacates, chilacayotes, huauzontles, nopales, alga espirulina, yerba santa o acuyo, achiote, la herbácea conocida como chipilín, epazote, palmitos, vainilla, chaya, jitomate, tomate, cebollín, ejotes, hongos, algas, verdolagas, malva, mezquite, flor de colorín, xoconostles y chayotes.


Frutas
Piña, plátano, chirimoya (anona), mamey, guayaba, peruétano, zapote amarillo, negro y blanco, papaya, guanábana, chicozapote, chirimoya, más de 20 variedades de ciruela, nanche, pitahaya, uva silvestre (tololoche), tuna, mora, cacahuate y capulín.


La cocina prehispánica, incluía varios guisos cotidianos y comidas de temporada que se servían en las principales fiestas en honor a los dioses, así como a los diferentes cultivos agrícolas que se relacionaban con el clima de las estaciones del año.

Tenían varias formas de endulzar los alimentos por medio de mieles de maíz, de maguey, de abeja y de otros vegetales. Entre las bebidas consideradas en rituales, destacaban el chocolate y el pulque, respectivamente.



Los antiguos mexicanos cocían sus alimentos de diversas maneras: asados directamente a las brasas y con leña, como el caso de animales; o sobre comales de barro, como las tortillas; hervidos, en el caso de algunas verduras; o cocidos al vapor, como los tamales, los cuales incluso se asaban con todo y hoja. Otra forma muy característica es el caso de la barbacoa que hoy en día se sigue preparando envuelta en hojas vegetales y cocida en un hoyo bajo el suelo, cubierto de tierra, calentado con leña, y piedras que absorben y mantienen el calor.

Se dice que es el alimento básico de la mayor parte de los pueblos antes de la conquista, que además de ser considerado sagrado, se convirtió en la tortilla, base de nuestra actual alimentación.

Entre otros alimentos preparados con maíz, destacan: atole, pinole, tlacoyo, tamal, pozole, chicha y esquité, de éste, no sólo se utilizan sus granos, además como derivado del maíz encontramos el huitlacoche, hongo altamente apreciado; las hojas de la mazorca para envolver tamales, quesos y requesones, miel de tuna, pescados, etcétera, práctica que permanece casi intacta hasta nuestros días.



2 comentarios:

  1. La vestimenta y alimentación de esta cultura se me hace muy rica e interesante

    ResponderEliminar
  2. sin duda era una civilización totalmente autosustentable, tenían en claro que las artes era el medio para sensibilizar a la sociedad dando como resultado un convivio equilibrado entre la naturaleza y el ser humano... Lo hermoso y bello de nuestro México es la diversidad cultural con la que contamos; si bien el Náhuatl es uno de los principales idiomas de nuestros antepasados, tenemos que estar orgullosos de nuestras raíces y fomentar nuestra cultura y tradiciones al mundo.excelente trabajo!!!

    ResponderEliminar